azul . verde . rojo . negro
(necesita cookies)

Un proyecto genial. Juan José Millás

Siendo de letras, comprenderán que se me resistieran los números del nuevo modelo de financiación de las autonomías. Además, por la radio muchos tertulianos aseguraban que se trataba de un "tema muy complejo", como diciendo que no estaba al alcance de cualquiera comprenderlo. La vida está llena de asuntos de este tipo. Cuando llevo el coche al taller, no pretendo entender la avería, pero acudo a un establecimiento en cuyos profesionales confío. En el asunto de la financiación, decidí también confiar en los profesionales. Pero permanecí atento a las señales que llegaban de los distintos medios, para ver si de ese conjunto de opiniones obtenía alguna luz.

No me gustaron las explicaciones de la ministra Salgado, que produjo la impresión de sentirse culpable, impresión se acentuó al afirmar que el Gobierno no desmentiría, aunque tampoco confirmaría, lo que dijeran los representantes de las autonomías acerca del proyecto. ¡Qué raro!, me dije, aquí huele a chamusquina. Luego braceé con esfuerzo a través de decenas de editoriales y de artículos de opinión. Presté una atención especial a las palabras de Rajoy y Montoro, para quienes el nuevo sistema era, además de una chapuza, una inmoralidad que sólo perseguía el mantenimiento del poder en Cataluña por parte del PSOE. Escuché también otras opiniones del entorno del PP, en apariencia muy bien fundadas, y de todas se deducía que el gobierno había cometido un error, además de una cacicada sin precedentes.

Los días, entre tanto, pasaban y por debajo de las opiniones en contra, mejor o peor fundamentadas, uno percibía también el olorcillo característico de la catalanofobia, a la que somos tan dados históricamente (¿recuerdan el boicot al cava llevado a cabo por el PP y sus adláteres?). Pero uno decidió no hacer caso a ese tufo, que podía despistar. Pues bien, he aquí que cuando uno estaba a punto de formarse una opinión contraria al nuevo sistema, llega el PP y decide abstenerse en la votación. Pero, hombre, a un proyecto chapucero e inmoral hay que decirle que no directamente. Una abstención, de hecho y tal como están las relaciones entre PP y PSOE, es un sí. Vamos, que debe ser un proyecto genial.

La Opinión de Málaga, 20-VII-2009

naiandei: contactar | Pictures of Barcelona used with permision under a Creative Commons License | Everything else is licensed under a Creative Commons License