azul . verde . rojo . negro
(necesita cookies)

El contexto. Juan José Millás

El martes no estábamos seguros de lo que significaba la afirmación de Martínez Camino según la cual el preservativo tenía "su contexto en la prevención integral y global del sida", pero el miércoles, dada la reacción del Vaticano, nos dimos cuenta de que había querido decir que el preservativo tenía "su contexto en la prevención integral y global del sida". Todo es muy confuso. Qué manía esta de expresarse con la mitad de la lengua ocon la mitad de la doctrina. ¿Por qué hablar del contexto? Ah, el contexto, el contexto. Asegura Scilingo que conviene entender los crímenes de los que se le acusa en el contexto de la Argentina del golpe de Estado, donde hasta la iglesia aseguraba que era más piadoso drogar a los prisioneros y arrojarlos al mal que fusilarlos, lúcidos, en tierra. Y no sé si era Marujita Díaz o Belén Esteban la que se quejaba de que le habían sacado algo, quizá unas palabras, de contexto.

El caso es que en el contexto en el que monseñor Martínez Camino pronunció aquellas palabras todo el mundo las interpretó como una rectificación. Y resulta que no, que querían decir lo contrario de lo que decían, o sea, que el preservativo es pecado incluso en el contexto de la prevención integral y global del sida. Sorprende la rigidez del Vaticano en este asunto frente a la solturs que demostró la jerarquía católica cuando la aparición de aquel documento histórico, según el cual los obispos africanos violaban a las misioneras blancas por miedo a contraer el sida si se lo hacían con las aborígenes. También entoces, ¿se acuerdan?, se mencionó el contexto, para que nos hiciéramos cargo. ¿Que qué fue de aquel informe, de aquellos violadores, de aquellos abortos? Se los tragó el contexto.

Cuando uno leyó las primeras declaraciones de monseñor Martín Camino, creyó que se encontraba ante una sutileza vaticana, porque si al prevenir el sida evitas al mismo tiempo el embarazo, careciendo el sexo de otra razón de ser que la de la procreación, el creyente, si actuaba en el contexto de la lógica, no tenía más remedio que abstenerse. Pero no se trataba de prohibir aparentando que se permitía, que de esas sutilezas se ocupa monseñor Gea, sino de enredar. Y la COPE dice que Zapatero no se aclara.

EL PAIS, 21-I-2005

naiandei: contactar | Pictures of Barcelona used with permision under a Creative Commons License | Everything else is licensed under a Creative Commons License