azul . verde . rojo . negro
(necesita cookies)

Corte y confección. Juan José MIllás

Qué haríamos si un pedazo de la Tierra se desprendiera, como un gajo, del conjunto? Supongo que unir el trozo desprendido con tirantes de acero y luego intentar a aproximarlo a su posición original. Es lo que hacemos con los cuerpos rotos. Hasta la persona más ignorante sabe ya que hay que introducir ese dedo o ese pie en hielo y entregárselo cuanto antes al cirujano para que lo una a la mano o al tobillo del que se descosió. Quiere decirse que tenemos dos pasiones contradictorias: la de la unión y la de la desunión. Separamos lo que está junto y juntamos lo que está separado. A veces, separamos para volver a juntar y juntamos para volver a separar. La pasión infantil de destrozar el juguete e intentar luego su recomposición no nos abandona jamás.

Las familias intentan recomponer en estas "fechas tan señaladas" lo que se dedican a descomponer el resto del año. Creo que acaba de estrenarse una película en la que un padre finge que se va a morir para reunir a sus hijos, que no se hablan. Quizá había contribuido a que separaran él mismo, pero tras el impulso disgregador viene el unificador. A lo mejor es que no acabamos de encontrar el punto medio entre la integración y la separación. ¿Cabe suponer entonces que cuando demos con él nos quedaremos tranquilos? Es dudoso. Nos gusta tanto cortar como coser, de ahí el éxito tradicional de las academias de "corte y confección", donde primero se practica una herida y después se cierra. Cada día hay más técnicas para operar sin abrir, pero hasta los propios enfermos desconfían de ellas. Nos parece mentira un proceso de cura que no deje cicatriz.

Vivimos divididos, en fin, por la pasión entre el todo y las partes. Cuando tenemos el todo, queremos ver las partes, y al revés. Lo malo es que en ese proceso de montar y desmontar vamos perdiendo piezas esenciales. La naturaleza, que imita al hombre, acaba de desmontar siete paises asiáticos. Por bien que contribuyamos a recomponerlos, jamás recuperaremos las vidas perdidas, parece que más de doce mil. La naturaleza ignora que en esta labor de despiece no necesitamos ayuda.

La opinión de Zamora, 28-XII-2004

naiandei: contactar | Pictures of Barcelona used with permision under a Creative Commons License | Everything else is licensed under a Creative Commons License