azul . verde . rojo . negro
(necesita cookies)

Aprende de tus mayores, muchacho. Juan José Millás

Si los análisis sintácticos se hicieran con el mismo rigor que los análisis electorales, ningún alumno suspendería la selectividad.

Oiga, que esto es un complemento directo.

Era un complemento directo. ¿No ve usted que la tendencia ha comenzado a cambiar?

Llevan razón todos, los que afirman que el sujeto es un sujeto y los que afirman que el sujeto es un complemento directo. La ventaja de los análisis electorales es que carecen de sintaxis, de articulación, de jerarquías. Que son un cachondeo, vamos. Se puede afirmar, con idéntica verosimilitud, que el PSOE necesitaba ganar y que necesitaba perder. Necesitaba ganar para sentirse legitimado en una situación de crisis en la que hay que tomar decisiones nos siempre populares, pero necesitaba perder porque de ese modo apuntalaba a Rajoy, que no tiene ninguna posibilidad de batir a Zapatero en unas generales (el PSOE, dicen, teme a Gallardón más que a un nublado, pero Gallardón, de momento, continúa en el banquillo). O sea, que el PSOE no ha ganado, lo que es evidente, pero tampoco ha perdido, lo que también es evidente. Falta de sintaxis.

Los análisis económicos tampoco tienen orden ni concierto. Con los mismos datos se puede deducir que la crisis ha tocado fondo y que la crisis no ha tocado fondo. Los analistas financieros salen en la tele con corbata y barba blanca, pero deberían aparecer con túnica, como Rappel, y con una bola de cristal, al menos mientras sus razonamientos tengan la fiabilidad que tienen los de los adivinos. Si yo fuera estudiante y me examinara estos días de selectividad, me preguntaría por qué me exigen rigor sintáctico en un mundo donde todo vale. La derecha ha ganado en Europa porque tiene la llave para sacarnos de la crisis que ella misma ha provocado, lo que viene a ser como premiar a un asesino en la confianza de que sea capaz también de desasesinar. Mire usted, no, los asesinos no saben desasesinar, no es lo suyo, ni siquiera existe ese verbo. ¿Y esta oración es subordinada o principal? Pon lo que te dé la gana, muchacho, pues aunque sea subordinada, también se puede leer como principal. Fíjate en tus mayores y toma nota.

La Opinión de Málaga, 09-VI-2009

naiandei: contactar | Pictures of Barcelona used with permision under a Creative Commons License | Everything else is licensed under a Creative Commons License