azul . verde . rojo . negro
(necesita cookies)

500. Juan José Millás

Yo no creo en los billetes de 500 euros, pero existir existen. Personas que no suelen mentir juran que se les han aparecido. Después de todo, somos un país con tradición de visiones místicas, quizá por eso aquí brotan más que en el resto de Europa. Es lo que aseguran al menos las autoridades económicas, que acaban de informar de que la cuarta parte de los billetes de 500 euros que hay en el universo mundo se manifiestan en España, aureolados por lo general con el resplandor del dinero negro. Lo lógico es que la economía sumergida, que es a todas luces ilegal, trabajara con dinero falso, pero las cosas no son tan sencillas, amigo. A veces, lo normal y lo paranormal se abrazan de tal modo que no hay manera de tirar del hilo. Quizá hayan cambiado las cosas, pero hasta ayer mismo, en los despachos de los notarios, cuando se firmaba una escritura, la parte contratante de la primera parte le pasaba una cantidad de dinero negro por debajo de la mesa a la parte contratante de la segunda parte. El notario, para no dar fe, se iba a hacer pis. Si eso ocurre en los despachos de los notarios, qué no ocurrirá en los del hampa, cuyos titulares están de la próstata.

Hacienda no ha proporcionado característica personal alguna acerca de esos billetes de 500 euros, pero estamos por asegurar que, si se analizaran, encontrarían en ellos restos de cocaína. O de cal. La cal produce más euforia que la coca. Esnifas una raya y te da por levantar una urbanización. Al final todo está relacionado, porque el dinero de la droga se blanquea en la construcción, eso es lo que aseguran los expertos. El caso es que va usted a comprarse un pisito y sin darse cuenta se mete en una red de narcotraficantes. "Si quiere usted el piso, tiene que darnos un millón en dinero negro". "Pero yo no tengo dinero negro, soy un trabajador". "No se preocupe, lo oscurecemos en el despacho del notario". "¿En el despacho del notario? ¿Entonces es legal?". "Prácticamente sí. Puede traernos el millón en billetes de 500 euros con restos de cal o cocaína".

El que no haya pagado un millón de pesetas en dinero negro al adquirir la casa de sus sueños (y delante de la bragueta del notario) que tire la primera piedra. Uno de cada cuatro billetes de 500 euros circula por España. ¿Uno de cada cuatro delincuentes también?

EL PAIS, 21-IV-2006

naiandei: contactar | Pictures of Barcelona used with permision under a Creative Commons License | Everything else is licensed under a Creative Commons License